Somos una institución de derecho público creada bajo la Ley 601, con personalidad jurídica y patrimonio propio, de carácter técnico,  con autonomía administrativa y presupuestaria para el ejercicio  de las atribuciones que se establecen en la ley 601 y su reglamento.

La máxima autoridad de Procompetencia es el Consejo Directivo el cual está conformado por un director presidente y tres directores propietarios, cada uno con su respectivo suplente, estos son nombrados por el Presidente de la República y ratificados por la Asamblea Nacional.

La ley 601 tiene  como objeto promover y tutelar la libre competencia entre agentes económicos, para garantizar la eficiencia del mercado y el bienestar de los consumidores, mediante el fomento de la cultura de la comeptencia, la prevención, prohibición y la sanción de prácticas anticompetitivas.

VISIÓN

Ser un tribunal administrativo autónomo reconocido en el ámbito nacional e internacional por su contribución al desarrollo del país y el bienestar de los consumidores, a través de la tutela y promoción de la libre competencia.

MISIÓN

Promover y tutelar la libre competencia entre los agentes económicos, mediante el fomento de la cultura de competencia, para prevenir y sancionar las prácticas y conductas anticompetitivas; a fin de garantizar la eficiencia del mercado y el bienestar de los consumidores mediante nuestro compromiso con la excelencia, transparencia y vocación de servicio.

SISTEMA DE VALORES

TRANSPARENCIA

Nuestra naturaleza pública nos exige, de manera especial, una práctica ordinaria de Gobierno Responsable, una de cuyas principales manifestaciones externas es la transparencia. La sociedad, a la que nos debemos y en la que estamos integrados, debe conocer nuestra actividad, nuestros logros, nuestros puntos fuertes y los aspectos en los que debemos mejorar.

OBJETIVIDAD

Declaramos nuestro compromiso con la Objetividad, a fin de ver el mundo tal como es, y no como queremos que se vea. Esto nos exige de nosotros ver los problemas y las situaciones con un enfoque que equilibre adecuadamente emoción y razonamiento. Por ello el valor de la objetividad es tan importante para nosotros, porque nos permite dar su justo peso a los acontecimientos y obrar de una forma coherente.

IMPARCIALIDAD

Siempre aplicaremos la justicia, la rectitud y la equidad en todas las fases de nuestros procesos de trabajo, sin hacer ninguna distinción de nacionalidad, raza, condición social ni credo político, sin prejuicios personales e influencia indebida de terceros, y con respeto a las personas con quienes interactuamos.

EQUIDAD

Comprometidos con la constante aplicación de la justicia en condiciones de igualdad y sin ningún tipo de diferenciación, con la única razón de mantener la equidad de trata en nuestro quehacer jurídico como Tribunal Administrativo que vela por la aplicación de justicia en materia de competencia.

RESPONSABILIDAD

Es compromiso fundamental actuar con responsabilidad, mejorando día a día nuestro rendimiento, ajustándonos a los recursos propios con que contamos e incentivando nuestro personal al buen actuar, promoviendo principios y practicas saludables para el mejor desempeño profesional que se pueda obtener, buscando siempre la perfección.

CONFIDENCIALIDAD

La información es un asunto de confidencialidad en nuestra institución, más aun cuando esta confidencialidad es de carácter imperativo por ley. La accesibilidad de la información confidencial está autorizada solamente a los funcionarios involucrados en determinado asunto que por su quehacer lo obliga estar informado para su buen actuar profesional.

DOCUMENTOS ÚTILES