Política de Competencia y mercados financieros Fintech en América Latina y el Caribe

Los días 2 y 3 de noviembre 2023 se celebró la décima primera Reunión Anual del Grupo de Trabajo sobre Comercio y Competencia en América Latina, en Santo Domingo, República Dominicana. Procompetencia Nicaragua participó de forma virtual en este evento.

El Grupo de trabajo está conformado por las autoridades de competencia y comercio de la región. La organización y funcionamiento es ejercido por la secretaría permanente del Sistema Económico Latinoamericano (SELA) y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD por sus siglas en inglés).

Cada año se aborda un tema de interés común para las autoridades y esta vez la discusión versó sobre las Fintech, que se refiere la tecnología que permite la innovación financiera, nuevos modelos de negocios o aplicaciones. Para el año 2021, después de la pandemia, habían registradas 11,000 Fintech en el mundo, de este gran total el 22.7% operaban en Latinoamérica y un 4.8% operaban en Centroamérica. El crecimiento del sector Fintech ha experimentado cambios grandes en estos dos últimos años y Nicaragua es un ejemplo de ello, pues en el año 2021 se registraban 3 Fintech en el país, hoy en día hay 15 de acuerdo a datos del Banco Central de Nicaragua.

Las empresas que utilizan tecnología para ofrecer servicios financieros de manera más accesible, rápida y eficiente, permiten nuevas oportunidades para la inclusión financiera en la región y por tal razón, son un tema de interés para las agencias de competencia, que deben estar atentas al dinamismo y funcionamiento del sector.

En la mañana del jueves 2 de noviembre se desarrolló el tema “Panorama de la industria fintech y su impacto global en los mercados de servicios financieros, Importancia de la competencia y el comercio para garantizar mercados justos y eficientes”. En esta sesión se abordó el liderazgo que tienen países como Brasil, Colombia, Chile, México y Argentina en este sector.

Cada uno de los ponentes compartió su experiencia y los casos que las agencias han enfrentado con el tema. En estos países existe regulación expresa sobre las Fintech y entre sus objetivos se encuentra el fomento de la competencia del mercado financiero, en el que no son sólo los bancos quienes ofrecen servicios de cambios de tasas o medios de pagos electrónicos, sino que se abre la posibilidad a nuevas plataformas y modelos de negocio. Otro de los objetivos es la inclusión financiera, que da más oportunidades a los usuarios, preservando la estabilidad e integridad del mercado.

Cabe señalar, que se hizo mucho énfasis en el valor que tienen los datos que los usuarios comparten en estas plataformas, que muchas veces los consumidores y usuarios no damos importancia a los datos que facilitamos, pero que son valiosos para el funcionamiento de estas aplicaciones tecnológicas financieras.

En la segunda sesión, se abordó el tema “Políticas de competencia y comercio para Fintech en América Latina y el Caribe”. Los ponentes destacaron una lista de pro y contras que ha traído las Fintech en los sistemas financieros, mostrando que si bien uno de los beneficios es que impulsan la proliferación de negocios y bancos digitales, reduciendo el diferencial de crédito y  acceso a datos que pueden promover una mejor formación de precios e incentivos económicos, estas aplicaciones fintech también están en un mercado altamente concentrado y reducido a un número de grandes proveedores que pueden tener prácticas abusivas que no estén reguladas.

Los principales segmentos en los que las Fintech operan en América Latina y el Caribe son: pagos y remesas 25%, prestamos 18%, tecnologías empresariales para instituciones financieras 15%, gestión de finanzas empresariales 11%, gestión de finanzas personales 7%, seguros 7%, gestión patrimonial, trading y mercado capitales 6%, crowfunding 5% y bancos digitales 5%.

En Nicaragua los servicios que están regulados por la Ley No. 977 “Ley contra el lavado de activos, el financiamiento al terrorismo y el financiamiento a la proliferación de armas de destrucción masiva” y el Reglamento de Proveedores de Tecnología Financiera de Servicios de Pago son: 1. Cartera digitales, 2. Puntos de venta móvil, 3. Dinero electrónico, 4. Moneda virtuales, 5. Compraventa e intercambio de divisas de forma electrónica y 6. Transferencias de fondos. Una regulación expresa sobre Fintech aún está pendiente.

El viernes 3 de noviembre el evento inició con la sesión deAgencias de competencia: Buenas prácticas, casos de estudios y recomendaciones de políticas para el sector financiero Fintech (transfronterizo)”. Es importante destacar que muchas Fintech operan a nivel regional o incluso global. Por lo tanto, es fundamental contar con marcos normativos que faciliten el comercio transfronterizo y promuevan la cooperación entre los diferentes países de la región. Esto implica armonizar las regulaciones y los estándares técnicos, así como establecer mecanismos de resolución de disputas eficientes.

 Dentro de los países que expuso su experiencia y recomendaciones estuvo el Perú, en el que indicó 3 aspectos a desarrollar.

  1. Aplicar los criterios recomendados por GAFI en el que se hagan evaluaciones objetivas, transparentes, no discriminatorias y proporcionales al riesgo enfrentado.
  2. Publicación de condiciones o requisitos para la apertura o mantenimiento de cuentas bancarias.
  3. Implementar y adoptar adecuados esquemas y procedimientos para la gestión apropiada del riesgo, elaborando guías sobre el procedimiento de apertura de cuentas bancarias.

Un segundo tema fue el de “Agencias reguladoras: desarrollo del entorno legal para la supervisión del sector financiero Fintech”. En esta ocasión representantes del Banco Central de República Dominicana y del Fondo Monetario Internacional, compartieron los avances regulatorios que han realizado, debido al crecimiento exponencial de las Fintech.

El grupo de trabajo finalizó la tarde del viernes con el tema “Conversatorio sobre el equilibrio adecuado entre regulación e innovación en los mercados financieros fintech y el rol y alcance de las agencias de competencia en América Latina”. En esta sesión se hizo énfasis en la necesidad de contar con una buena relación interinstitucional entre agencias de competencia, bancos centrales y sector financiero, para la fiscalización de este sector. En Nicaragua, las fintech y la competencia estarían siendo reguladas por el Banco Central de Nicaragua de acuerdo a la reforma del artículo 15 de la Ley 601 y a lo dispuesto en el artículo 32 de la ley 977.

El objetivo principal de las autoridades de competencia será el limitar prácticas que distorsionan la competencia, implementando controles ex post de abusos de poder de mercado, efectos exclusorios o negativas de trato. Asimismo, control ex – ante cuando ocurran fusiones, concentraciones, tomas de control de empresas vinculadas a pago y/o Killer acquisition.

De acuerdo al Banco Centroamericano de Integración Económica el desafío para la región es alto, se deben superar barreras de fragmentación regulatoria, seguridad informática, requisitos de inclusión financiera, acceso a la banca y datos financieros, así como la protección de la propiedad intelectual.

 

 

Total Visitas: 526 , Visitas Hoy: 1 

Déjanos tu Comentario*